en-USpt-PTes-ES
Menu

Cables de Media Tensión

Cabelte comenzó a fabricar cables de media tensión (MT) en 1983 en el contexto de un proyecto integrado que supuso, además de la consolidación de las competencias técnicas internas, una notable inversión en instalaciones y equipos de fabricación y ensayo.

En esta fase inicial, la gama de productos se componía básicamente del tipo de cables que se utilizaba en las redes públicas de distribución de electricidad de MT y en algunas redes industriales en Portugal.

A lo largo de los años se han ido añadiendo al catálogo nuevos tipos de cables: cables con requisitos técnicos más exigentes, con características estructurales diferentes o cables para otros mercados. Cabe mencionar, en concreto, las aplicaciones en las redes de MT de los aeropuertos, los servicios de metro y las centrales eólicas.

Cabelte ha seguido esta evolución y hoy posee una amplia gama de referencias que cubre los distintos niveles de tensión, diversas normas nacionales y las normas internacionales más importantes e, incluso, especificaciones propias de algunos clientes y usuarios. También es posible estudiar otros requisitos técnicos complementarios para satisfacer, por ejemplo, condiciones de instalación más severas.

En 2005, Cabelte invirtió en nuevos equipos de producción que le permitieron duplicar su capacidad de suministro de cables de MT.

CARACTERÍSTICAS GENERALES
En los cables eléctricos de MT más habituales se pueden identificar cuatro partes diferenciadas con distintas funciones:

- Los conductores que aseguran la transmisión de la energía eléctrica.
- Los revestimientos aislantes y semiconductores interior y exterior, extruídos simultáneamente, que garantizan el nivel adecuado de seguridad eléctrica para las tensiones de servicio especificadas.
- Las pantallas metálicas cuya función es desviar las corrientes de defecto, formar el campo eléctrico y que, en algunos tipos de cables, además se usan para la protección mecánica y para funciones de estanqueidad.
- Los revestimientos adecuados para la protección exterior de los cables, que tienen en cuenta, sobre todo, las condiciones de instalación.

Los materiales más utilizados para los conductores son el cobre y el aluminio debido a los altos índices de conductividad que presentan y a que su procesamiento resulta sencillo.

En lo que se refiere a los aislantes, en la actualidad el material que más se utiliza es el polietileno reticulado (XLPE) debido a sus características intrínsecas, a la sencillez de su procesamiento y al hecho de que implica, en general, menores costes totales.

Para algunas aplicaciones especiales también se usan compuestos de caucho de etileno-propileno (EPR y HEPR) y, aunque en menor medida y tan sólo para tensiones máximas de 3,6/6 kV, compuestos de PVC.

Para la protección exterior de los cables, habitualmente se usan cubiertas de materiales poliméricos y, en los casos en los que es necesaria una mayor protección mecánica, armaduras de hilos o flejes metálicos.

Las crecientes exigencias en lo referido a la seguridad personal y de las instalaciones obligan, en muchas ocasiones, al uso de cables eléctricos de MT con un comportamiento mejorado ante la presencia de fuego.

Estos cables, denominados habitualmente ignífugos, poseen cubiertas de compuestos con un bajo índice de halógenos y cuyos humos presentan un bajo nivel de opacidad, toxicidad y corrosibilidad. Además, combinados con otros componentes, confieren a los cables una mayor resistencia frente a la propagación del fuego.

PRINCIPAIS GAMAS
Las gamas más habituales de cables eléctricos de MT producidas y comercializadas por Cabelte se agrupan en los siguientes grupos principales:

- Cables unipolares de cobre o de aluminio
- Cables tripolares de cobre o de aluminio
- Cables tri-unipolares de cobre o de aluminio

Descargar

To activate your DigDownload trial, please login as Host and choose "Admin" from the action menu. If you are ready to purchase, please visit www.dignuke.com for purchasing our DotNetNuke Modules.